Las mejores cosas de la vida se hacen esperar!

Si, es verdad que ya ha pasado cierto tiempo, pero también es cierto que las mejores cosas de la vida no surgen de la mañana a la noche y, en ese sentido, el Clubhouse no es una excepción.  Es por eso que entrevistamos a Liliana, que en su carácter de co-dueña y diseñadora nos pone al tanto de cómo progresan las cosas.

P: Hola, Lily, ¿cómo va todo?  Pero, lo que es más importante, ¿cuándo pensás que se van a abrir las puertas?

R: Ah, no, eso no es justo.  ¡Me preguntan lo mismo todos los días! Bueno, hablando en serio, todo parece estar listo para una apertura a comienzos de setiembre.  En las próximas dos semanas ya tendremos instaladas las dos piezas fundamentales del interior de la casa: el bar de madera, que ocupa todo lo largo, llega el fin de semana que viene y la araña va a estar colgada el lunes.  Para la semana próxima el personal va a empezar a ocupar sus oficinas, con lo que creo que el ritmo se va a incrementar.

P: ¿Cuál ha sido hasta ahora el mayor desafío?

R: ¡Lograr que todo quede terminado! A nivel personal significó aprender a controlar mis expectativas de acuerdo al ritmo que me presentaba la realidad.  Desde el punto de vista práctico, conseguir la segunda palmera (un elemento clave de la imponente entrada) se tornó en una especie de pesadilla.  Nadie dudaba de que queríamos ese tipo de árbol (elegido especialmente porque el tamaño coincidía perfectamente con la otra palmera), cuando nos dimos cuenta de que arrancarlo de su lugar iba a resultar imposible desde el punto de vista logístico, ya que estaba totalmente rodeado de cables.

P: ¿Qué aspecto va a tener el interior del Clubhouse?

R: Ecléctico, una mezcla de colores, como el ámbar, el azul y el verde, y también de texturas, como la madera y el vidrio.  Como las ventanas ocupan todo el alto de la pared, desde el piso al techo del salón, el diseño del espacio está destinado a explotar el máximo la luz natural.  ¡Las tablas de madera talladas con los nombres de los equipos ganadores y el mueble con paneles de vidrio, donde se exhiben las fotos y los trofeos,  son mi toque personal!

P: ¿De dónde sacaste los muebles?

R: Secreto profesional.  No te voy a dar todos los nombres, pero sí puedo decirte que fue fantástico trabajar con “De Ayer y De Siempre” (www.deayerydesiempre.com.ar), que se especializan en la restauración de muebles antiguos; ellos hicieron una labor sensacional con las puertas de la fastuosa entrada y el importante bar de madera.

P: ¿Cuál es tu pieza favorita en el Clubhouse?

R: Tengo tantas para elegir, que cada día pienso en una nueva.  Al momento es la araña.  Trabajé en el diseño junto con Gustavo Vial, que tiene su propia empresa “Planas Viau”, y estoy realmente orgullosa de los resultados.  La araña tiene una estructura de hierro y caireles de cristal, con ámbar, verde y azul, ¡es una verdadera obra de arte!

P: ¿Qué tipos de eventos te imaginás en este espacio?

R: Nombrame un evento y te aseguro que aquí se puede hacer.  Desde reuniones sociales, como cumpleaños y aniversarios, a eventos empresariales, como lanzamientos de productos y presentaciones.  No veo la hora de tener el primer casamiento, es el lugar es perfecto para una boda.  ¡Me imagino a la novia recorriendo el camino de la entrada en un carro de época tirado por caballos y luego continuando su paso a pie por el sendero que cruza el jardín!

P: ¿Cuáles son los beneficios del clubhouse para los socios?

R: Antes los drinks para la celebrar la finalización de un campeonato se servían en el hotel.  El Clubhouse es el lugar perfecto para que los socios y sus familias se reúnan después de los partidos, la paz del entorno invita a charlar sobre las aventuras en la  cancha, mientras que las tablas de madera con los nombres de los ganadores y el mueble con los trofeos serán, sin duda, un gran tema de conversación.  .

P: ¿Qué es lo que más te gusta del Clubhouse?

R: ¡Las magnificas vistas!, sin lugar a duda.   La terraza y la galería del piso superior son ideales para mirar los partidos a ambos lados del edificio, mientras que las ventanas que se extienden desde el piso al techo ofrecen una vista espléndida para los que permanecen adentro.